in

Cómo evitar que Google lo sepa todo de ti

Google ofrece servicios gratis a cambio de nuestros datos. Con ellos, personaliza la publicidad, mejora sus productos y toma decisiones estratégicas. ¿Cómo controlar nuestros datos?

No es ningún secreto que Google almacena una ingente cantidad de datos de sus millones de usuarios. Hace dos años escribí un artículo titulado ¿Qué sabe Google de nosotros? donde exponía todo cuanto Google acaba sabiendo de nosotros a partir de nuestros hábitos de navegación y del uso que hacemos de sus muchos servicios, como Gmail, Mapas, Drive, YouTube, Android, Calendario y un larguísimo etcétera.

Cada vez somos más conscientes de este hecho. Nosotros disfrutamos de sus muchos servicios online de manera gratuita y Google, a cambio, recopila información de nosotros, en gran parte aportada de manera consciente cuando rellenamos un formulario. Depende de cada uno valorar su privacidad y comparar lo que está recibiendo de Google en comparación con lo que le está dando.

El debate va a seguir ahí, y soluciones al respecto hay muchas. Una corriente defiende evitar los servicios de Google, y si hay que usarlos, que sea de manera anónima mediante complementos en el navegador o empleando Tor o servicios VPN. Otra corriente se plantea “despistar” a Google con datos falsos, tal y como vimos en el artículo Privacidad online: borrar tu rastro versus dejar pistas falsas donde se planteaba emplear herramientas que falseen nuestros hábitos de navegación para que el perfil que hace Google de nosotros no se parezca en nada a la realidad.
Controles de actividad

Estemos a favor o en contra de dar nuestros datos a Google o que éste recopile nuestras acciones y hábitos online, lo que está claro es que durante años, esta actividad ha sido más bien opaca. Y no ha sido hasta hace pocos años que Google se ha visto obligado por la presión social, y también gubernamental, a ofrecer al usuario maneras de gestionar esa recopilación de datos. Y aquí es donde entra nuestro perfil de usuario de Google.

No es ningún secreto que Google almacena una ingente cantidad de datos de sus millones de usuarios. Hace dos años escribí un artículo titulado ¿Qué sabe Google de nosotros? donde exponía todo cuanto Google acaba sabiendo de nosotros a partir de nuestros hábitos de navegación y del uso que hacemos de sus muchos servicios, como Gmail, Mapas, Drive, YouTube, Android, Calendario y un larguísimo etcétera.

Cada vez somos más conscientes de este hecho. Nosotros disfrutamos de sus muchos servicios online de manera gratuita y Google, a cambio, recopila información de nosotros, en gran parte aportada de manera consciente cuando rellenamos un formulario. Depende de cada uno valorar su privacidad y comparar lo que está recibiendo de Google en comparación con lo que le está dando.

El debate va a seguir ahí, y soluciones al respecto hay muchas. Una corriente defiende evitar los servicios de Google, y si hay que usarlos, que sea de manera anónima mediante complementos en el navegador o empleando Tor o servicios VPN. Otra corriente se plantea “despistar” a Google con datos falsos, tal y como vimos en el artículo Privacidad online: borrar tu rastro versus dejar pistas falsas donde se planteaba emplear herramientas que falseen nuestros hábitos de navegación para que el perfil que hace Google de nosotros no se parezca en nada a la realidad.
Controles de actividad

Estemos a favor o en contra de dar nuestros datos a Google o que éste recopile nuestras acciones y hábitos online, lo que está claro es que durante años, esta actividad ha sido más bien opaca. Y no ha sido hasta hace pocos años que Google se ha visto obligado por la presión social, y también gubernamental, a ofrecer al usuario maneras de gestionar esa recopilación de datos. Y aquí es donde entra nuestro perfil de usuario de Google.

Podemos activarla o desactivarla y editar cada una de las definiciones de nuestro perfil, como franja de edad, sexo, preferencias, actividades en nuestro tiempo libre, etc. Si nunca le habías echado un vistazo a este apartado, te harás una idea de hasta qué punto Google sabe de ti o si, por contra, el perfil que ha creado sobre ti está errado.

Fuente: Hypertextual.es

¿Te gustó esto?

0 points
Upvote Downvote