in

‘Marianne’: Sustos que quitan el hipo

Cómo nos gusta un buen susto, y qué bien nos lo da ‘Marianne’. La nueva serie de Netflix se ha convertido en el fenómeno inesperado de este mes de septiembre gracias a una propuesta de terror francés con la que te va a costar conciliar el sueño por la noche. Levantarte en mitad de la noche para ir al lavabo te va a costar un poco más que antes, eso seguro. Dirigida por Samuel Bodin, la serie cuenta la historia de una joven escritora que ha de enfrentarse a sus fantasmas, los de sus recuerdos familiares y también los que de repente están empezando a cobrar vida desde sus novelas de ficción. Los personajes que la hicieron famosa sobre el papel, especialmente Marianne, ahora se le aparecen en carne y hueso para atormentarla, y conseguir que siga escribiendo sus historias, que ella ya había dado por finalizadas. En cierto modo, para que no les abandone. Una mezcla de realidad y fantasía con explicaciones fantasmales que confirma el interés del público por esos proyectos que nos hacen pegar algún que otro salto desde la butaca (o, en este caso, el sofá).

No en vano la adaptación cinematográfica de ‘It’ fue una de las películas más taquilleras del año pasado (y su segunda parte, ‘It: Capítulo 2’, va camino de hacer lo propio en 2019), y las novelas de terror de Stephen King viven un momento de apogeo máximo, con películas ya estrenadas como ‘Cementerio de animales’ y próximos estrenos como ‘En la hierba alta’ (que inaugurará el Festival de Sitges) o ‘Doctor Sueño’, la secuela de ‘El Resplandor’. Pero no es el único: la nueva temporada de ‘American Horror Story’ llega cargadita de aires de ‘slasher’ clásico y la temporada otoñal nos reserva títulos como ‘El faro’ de Robert Eggers o la española ‘Malasaña 32’.

Pero aquí nos centramos en ‘Marianne’, y en las razones por las que se está convirtiendo en un éxito notable en la plataforma de Netflix.

PORQUE NOS GUSTA PASAR MIEDO

Vaya que si nos gusta. El éxito de ‘La maldición de Hill House’ (que tendrá una segunda temporada) marcó una línea que Netflix está dispuesta a explotar al máximo. No les culpamos. Ver una historia de terror no es algo que haces solo para matar el tiempo, sino que puede convertirse en todo un evento con amigos o con tu pareja. Es como adentrarse en un tren de la bruja preparados para vivir una experiencia, para pasar miedo y no simplemente estar sentado comiendo palomitas y viendo la historia pasar ante tus ojos. Hay una intensidad compartida en el terror que nos invita a experimentarlo con más compromiso, y ‘Marianne’ es perfecta para ello. Donde en la serie de Mike Flanagan convivían otros elementos que aportaban capas y complejidad a toda la historia (el peso de la herencia, la melancolía, las enfermedades mentales, etc.), esta aportación francesa al género vive en el susto sin complejos. Es decir, que no aspira a ser demasiado profunda en sus temáticas, sino a disfrutar con orgullo del arte de pasar miedo. Y nos encanta.

Fuente: Fotogramas.com

¿Te gustó esto?

0 points
Upvote Downvote

Written by administrador

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…

0

Comments

0 comments

Iniciales S.G.

Varda por Agnès