in

Paty venderá en Argentina su hamburguesa “4.0”

Marfrig, firma brasileña dueña de la marca, confirmó a iProUP que lanzará en Argentina una hamburguesa vegetal que reproduce la experiencia a la perfección

a activista sueca Greta Thunberg revolucionó el mundo hace un mes al viajar en una balsa con energía solar a los Estados Unidos en lugar de hacerlo en avión, debido la contaminación que provoca el uso de combustibles fósiles.

También instó a la sociedad a que reduzca su ingesta de carne bovina. “Si las vacas conformaran un país, sería el tercero en emisiones de gases de efecto invernadero”, sólo detrás de EE.UU. y China, asegura la ONU, atribuyéndole casi 20% del total a la ganadería.

La bandera levantada por Thunberg también es agitada por gran parte de adolescentes, franja que se caracterizó por ubicarse entre los principales clientes de las cadenas de hamburgueserías.

En parte, dio lugar a la reconversión de la industria y a la revolución de alimentos 4.0, que evitan el uso de ingredientes de origen animal y los recrean -tecnología mediante-, con componentes vegetales, imitando casi a la perfección sabores, texturas, aromas y colores. Y reduciendo no sólo la emisión de gases, también el uso intensivo de agua y tierras.

La tendencia ya lleva 10 años, pero recién en 2019 el segmento mostró su verdadero potencial. En mayo, la empresa Beyond Meat agitó la campana de largada en Wall Street y sus acciones se dispararon 650% en apenas una semana. Ahora, ultima su desembarco en Argentina. Cuenta con el apoyo nada menos que de Bill Gates, el segundo hombre más rico del planeta (u$s96.500 millones), quien no duda en confesar que su comida favorita es la hamburguesa, el único “permitido” de su dieta vegetariana.

Gates confía en que el futuro de la alimentación será vegano. Seguramente por ello también invirtió en Impossible Foods, cuyos medallones de carne vegetal son ofrecidos en los Estados Unidos a través de Burger King; y Just, que ofrece réplicas vegetales de productos avícolas, como huevo, mayonesa y nuggets de pollo.

No es el único multimillonario que lo ve así: Jeff Bezos, dueño de Amazon y de una fortuna de u$s113.000 millones, desembolsó a principio de año u$s30 millones en NotCo, una startup chilena que comenzó a vender su mayonesa vegana en Argentina y allana el camino para comercializar otros productos, como leche, helados y hasta su NotBurger.

Ahora, el Argentina será el escenario de una de las contiendas más esperadas de los alimentos 4.0, ya que los principales players internacionales y de la región están mirando al “país de la carne” para lanzar hamburguesas. Y quien acaba de anotarse en esta carrera es el frigorífico brasileño Marfrig, licenciatario de marcas muy arraigadas en el público, como Paty o GoodMark. Desde la compañía confirman a iProUP que ya está desarrollando su propio medallón vegetal, en base a inteligencia artificial.

Paty 4.0 te quiero

La apuesta de Marfrig hacia el negocio de las hamburguesas plant based muestra la reconversión de un gigante que busca atender las demandas de las nuevas generaciones: no sólo es el cuarto productor a nivel global, sino además el “campeón” mundial en elaboración de medallones de carne.

“Nos estamos preparando para vender nuestras hamburguesas vegetales en la Argentina. También en Uruguay y Brasil. Tenemos planes para exportarlas a otros mercados que han demostrado interés”, señalan fuentes de la casa matriz a iProUP.

De acuerdo con la compañía, el plan de expansión contempla arrancar en la tierra del asado y marcar una fuerte presencia en el canal de food services (restaurantes) y en las góndolas de los supermercados.

Por lo pronto, la producción ya comenzó en la planta que posee en Várzea Grande, Estado de Mato Grosso, cerca de la frontera con Bolivia. Está dedicada sólo a elaboración de alimentos vegetales, evitando el contacto con carnes, para que puedan ser consumidos por quienes siguen una dieta vegetariana estricta.

Además, está ubicada casi en el corazón de Sudamérica, lo que le significará menores costos logísticos para exportar las hamburguesas a todo el Cono Sur en una primera fase. También planea la venta a Estados Unidos y Asia.

“Tenemos la ventaja competitiva de poder producirlo en nuestras instalaciones de Argentina”, afirman a iProUP desde Marfrig. La compañía posee una planta en la ciudad de San Jorge, Santa Fe, que elabora 3.400 toneladas mensuales de hamburguesas para cadenas de fast food y supermercados bajo las marcas Paty, Good Mark y Barfy.

Para conseguir la “receta” ideal, la firma brasileña aprovechó la alianza estratégica que mantiene con el gigante agrícola estadounidense Archer Daniels Midland (ADM), que cuenta con tecnología para diseñar alimentos plant based como sustitutos cárnicos y lácteos.

“Después de mucha investigación, ADM consiguió desarrollar una materia prima a base de vegetales. En el caso de nuestra hamburguesa, la soja -cuando se la procesa de forma adecuada- asegura sabor, textura y apariencia muy semejantes a la carne de origen animal”, destacan desde Marfrig.

Según revelan, hace rato que fantaseaban con ofrecer esta alternativa a sus consumidores, “pero debía necesariamente proporcionarle una experiencia tan buena como la que experimentan quienes eligen nuestros cortes de carne bovina”.

Lo cierto es que la llegada a la Argentina es un hecho y ahora sus directivos están debatiendo cuál de las marcas de su portfolio utilizarán para las hamburguesas. Paty es la que tiene las mayores posibilidades, dada su fuerte presencia en el Cono Sur y considerando que desde este año se vende en Brasil.

Además, Marfrig confirma que apuntará tanto a los supermercados, donde acapara el 50% del share, como a las cadenas de fast-food. Con respecto a los precios, “ya fueron definidos”: se prevé que serán similares a la de los medallones cárnicos.

Con todo, la hamburguesa es sólo la punta del iceberg de la estrategia de Marfrig en el país. También planean lanzar otros productos, como versiones 4.0 de salchichas, milanesas y nuggets de pollo. “Existen muchas oportunidades para desarrollar productos vegetales. Ya hemos aprobado algunos que llegarán pronto, y quedan otros”, subraya la compañía.

Al igual que las otras empresas de alimentos 4.0 que están llegando a la Argentina, la firma brasileña no apunta a los veganos, un mercado que –a falta de estadísticas oficiales– representa menos del 5% de los argentinos según cálculos de nutricionistas.

Pero sí se dirige a los “flexitarianos”, una nueva categoría que crece con fuerza y ya representa al 44% de la población global. Se trata de quienes siguen una dieta basada en vegetales tras reducir significativamente su consumo de carnes, que ingieren en porciones más pequeñas y en menor frecuencia.

Además, según Kantar WorldPanel, cerca del 30% de los argentinos apuesta a la “comida saludable”. Es decir, unos 13 millones de consumidores que ubican a la nutrición por encima del importe de un producto. Y la revolución no está circunscripta al hogar: también las cadenas de fast food se están sumando.

A nivel regional, Marfrig anunció que proveerá la hamburguesa vegetal de Burger King para su combo Rebel Burger, para imitar la estrategia que lleva adelante la franquicia de comida rápida en EE.UU.: gracias a una alianza con Impossible Foods, vende el sandwich Impossible Burger en 5.200 locales. Desde la filial local afirmaron a iProUP que todavía no tienen definiciones para el mercado argentino.

Su competidor, McDonald’s, está realizando una prueba piloto con su combo PLT (siglas de Plantas, Lechucha y Tomate) en Ontario, Canadá, para lo cual se unieron a Beyond Meat. “Vamos a esperar los resultados para decidir cómo avanzar con esta opción”, afirman desde Arcos Dorados. 

La pelea que viene

El año próximo, la Argentina vivirá una verdadera competencia de hamburguesas 4.0. La primera en salir al ruedo –para anticiparse a las marcas globlales– fue Frizata, que lanzó su Friburger en Rosario –su tierra natal– y durante noviembre llegará a Capital Federal y Conurbano.

Creada por Adolfo Rouillon y José Robledo, Frizata se autodenomina como la primera alimenticia nativa digital de Latinoamérica: no “existe” en el mundo offline, todo se vende desde la página web y se recibe en el domicilio (por $150) o se retira por un picking point, aunque proyectan su expansión nacional y regional.

Ya ofrecen incluye 35 productos congelados (como pizzas, medallones de carne, nuggets de pollo, empanadas, tortillas, etc.), muchos de los cuales surgen a partir de lo que los usuarios recomiendan, aunque esperan aumentar la lista a 50 antes de fin de año.

“Con Frizata no solo innovamos en los productos, además innovamos en cómo llegamos al consumidor, en un trato directo donde cortamos todos los eslabones de abastecimiento”, afirma Rouillon.

Así, se consiguen hasta 50% más baratos con respecto a sus competidores en el supermercado. “Revolucionar la comida es un objetivo, pero no vale de nada si no es accesible al público”, remarca Robledo.

El equipo de investigación y desarrollo arrancó a experimentar hace dos meses con Friburger, a partir de una idea simple, aunque efectiva: crear un medallón con texturizado de soja que ofrezca la misma experiencia que una hamburguesa comercial. El producto tiene como principales características:

– Sabor similar a sus contrapartes de los supermercados, cuando los competidores globales buscan imitar la experiencia de las hamburguesas “gourmet”. Además, pesa 113 gramos (un cuarto de libra) contra los 83 de las de marca masivas

– Es económica: 39 pesos el medallón, cerca de la mitad de su versión cárnica en las góndolas de congelados y unas 10 veces menos que la Beyond Meat (se calcula que estará entre 350 y 400 pesos en Argentina)

– No es 100% vegetal: el 80% de la proteína proviene de la soja, mientras que el resto la obtiene de huevos y leche

“Es otro concepto”, remarca Rouillon, aunque la tabla nutricional mantiene el mismo principio: mayor cantidad de proteínas y menos grasas que una hamburguesa tradicional. También persigue fines ecológicos: los proveedores están ubicados de 200 km a la redonda y la venta “puerta a puerta” genera menos emisiones derivadas de la logística.

Tal como anticipó iProUP, varios jugadores globales ya pusieron su ojo en la Argetina. Una de ellas es Beyond Meat, que espera aterrizar en la Argentina antes de fin de año a través de Protteina Foods, una firma chilena que posee la licencia para comercializar los productos de la marca en el país trasandino, la Argentina, Perú y Uruguay.

Para ello, está ultimando los detalles de un acuerdo con un socio local y podría vender no sólo la hamburguesa; sino también la Beyond Sausage, un chorizo al gusto “americano” que hasta posee piel artificial.

“Empezamos en Chile hace 2 años. En un par de meses tendremos nuestros productos en Perú. Y antes de fin de año se verán en Argentina, a pesar de la escalada cambiaria”, confía a iProUP Sandra Porcile, CEO y fundadora de Protteina Foods.

Porcile asegura que también traerán los sustitutos lácteos de Daiya (quesos y yogures) y apuntarán al mercado de food services, es decir, cadenas de comida rápida.

Otro de los jugadores que apuesta fuerte a la Argentina es la chilena NotCo, que cuenta con el aval de Bezos no sólo para expandirse en la región, sino para llegar a Estados Unidos a través de Whole Foods, la cadena de tiendas saludables propiedad de Amazon.

Tal como informó iProUP, la compañía realizó hace dos meses una degustación de la NotBurger en Buenos Aires, incluso antes de hacerlo en Chile. La hamburguesa llegará a tierras albicelestes en los primeros meses de 2020, pero para noviembre introducirá la NotMilk, una leche replicada a partir de repollo y ananá; y el NotIceCream, un helado que tiene arvejas como ingrediente base.

Según pudo confirmar iProUP, existe otra compañía argentina que está negociando una alianza con Fazenda Futuro, una startup brasileña que también elabora sustitutos cárnicos a partir de plantas y vende su Futuro Burger en supermercados.

“En los últimos cinco años, el número de negocios vegetarianos o veganos se ha duplicado. Este movimiento abrió oportunidades para el surgimiento de nuevas marcas y establecimientos, especialmente de preparaciones que brinden opciones compatibles con la dieta vegetariana”, remarca a iProUP Mariela Mociulsky, directora de la consultora Trendsity.

La experta analiza que “la alimentación consciente es una tendencia que está creciendo a partir de una mayor conciencia sobre la salud y el medio ambiente, gracias a la mayor información que brindan las nuevas tecnologías”.

De esta forma, varios jugadores competirán para quedarse con el mercado de hamburguesas, cuya versión cárnica representa 92.000 millones de toneladas al año. Y del cual ya varios jugadores quieren tomar un bocado.

Fuente: iProup.com

¿Te gustó esto?

0 points
Upvote Downvote

Written by administrador

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…

0

Comments

0 comments

Zombieland 2

El remake de ‘Mulán’ volverá a rodar nuevas tomas