in

Plantando la semilla

Se acerca el Día de la Tierra (que también es el cumpleaños de la comunidad Ecos: voces que inspiran) y, cada año, tratamos de recordar cómo fue que la conservación se volvió una parte tan intrínseca de la vida; por qué, con nueve años, mi primo y yo tomábamos como un juego el recoger basura en un parque y, mientras muchos preferían ver dibujitos, yo deseaba aprender todo lo que pudiera sobre el reino animal. 

¿Quién plantó esa semilla? Pienso que los estímulos a los que estuvimos expuestos fueron muy importantes para algunos de nosotros y nos han transformado en lo que somos en este momento.  

Crecimos con el Capitán Planeta y sus Planetarios, Animales Asombrosos, los Hermanos Kratt y muchos otros programas que nos recordaban la importancia de proteger nuestro planeta y la vida que hay en él. Era maravilloso aprender a reciclar latas y papel y conocer las especies que vivían en un lugar tan lejano como Australia. En resumidas cuentas, la educación ambiental se volvió muy, muy entretenida.

Si hago toda esta cronología no es solo para contarles experiencias personales, sino para recordar la importancia que tiene todo lo que sembramos en esa tierra fértil que es la mente infantil. Muchos aún ven el tema ecológico como algo aburrido, como una obligación sin sentido: quizás no tuvieron la dicha de recibir estos mensajes de forma divertida.

 
¿Podría ser que el enfoque catastrófico de los últimos años es lo que está alejando a las personas del objetivo de cambiar nuestros hábitos y salvar a la Tierra de una buena vez, bien sea por parálisis, impotencia o, simplemente, saturación?"El Grito" de Edvard Munch
Afortunadamente, hay una generación de sembradores de “semillas de la curiosidad” por estos temas que se han dedicado a recuperar ese toque divertido y cercano que la educación ambiental siempre debió tener. Asociar la información con una emoción positiva podría ser más útil a largo plazo que mostrar mil fotografías de ríos contaminados (aunque aplaudimos que ya muchos están uniéndose al #TrashtagChallenge debido a la indignación que les ha dado ver sus espacios naturales así de sucios).

Espectáculos, música y juegos que no solo brinden información, sino que inviten a todos a participar y crear una conexión emocional con los contenidos son de las formas más creativas de educar sobre cualquier tema, especialmente uno tan sensible como el medio ambiente. 


Hablarles a los niños de ecología, enseñarles a plantar un huerto, cuidar una planta, separar la basura y reciclar; el reto de todo esto es transmitirles las herramientas de una forma que los marque positivamente para el resto de sus vidas, y que esa semilla crezca, florezca en acciones y pueda reproducirse en otros en el futuro.

Y ustedes, ¿cómo aprendieron acerca de la conservación del medio ambiente? ¿Recuerdan alguna de las series que mencionamos? ¿Qué planes tienen para el #MesDeLaTierra? ¡Cuéntennos en los comentarios o sígannos en Facebook, Twitter e Instagram!

¿Te gustó esto?

0 points
Upvote Downvote

‘The Walking Dead’ anuncia una nueva serie spin-off

Parque Mágico – Estreno 11 de Abril